Escoge tu repetidor Wifi, colócalo en un punto intermedio entre el router y la estancia más alejada y conseguirás aumentar la cobertura de la red.